Alto

Hoy he volado. Mucho más alto que nunca. Por un momento he vislumbrado la pena, el dolor, la miseria. La belleza, la bondad, la imaginación, los sueños. Hoy no he tenido miedo al viento que acariciaba fuertemente mi piel. Suave. Ardiente. Plumas había en mis brazos en forma de alas. Hoy he volado, alto, muy alto. Y he visto a niñas jugar desnudas en la orilla del mar. Saltando entre rocas. Risueñas. Sé que por las noches se convierten en sirenas, las más hermosas, y las brisas regalan sus melodías a los oídos más finos, los que escuchan de verdad. Más a lo lejos he visto como las aguas bravas golpeaban contra montañas rocosas. Furia. Agua. Más agua. Volando he sentido amor. He visto como las gaviotas reposaban sus alas. Peces nadando entre las aguas cristalinas del mar. Una mujer. Una mujer con un corazón bello caminaba, relajada. Dejando pasar sus pensamientos. Llevándolos al mar. Dejándolos ir. Lejos, muy lejos. Y los susurraba dentro de una botellita de cristal. Y la tiraba al mar. Para que vuelvan una noche de verano, como ésta, convertidos en sueños hechos realidad. He visto al viejo. Su sabiduría y sus recuerdos, sus historias. Vienen y van. Simplemente está. Aquí.
Hoy he volado. Alto. Muy alto. He acariciado el sol. Y él me ha sonreído. Valiente. Dijo.

Y cuando me he dejado caer, suavemente, en la arena, la calma volvía hacia mí. Hacia mí.

Bàrbara Sarriera

i

2 comentarios en “Alto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s