Magnetiza tu ser

…Y aun cuando la luz de tu alrededor sea algo opaca, brinda con destellos de ilusión tu esencia…

Hay veces que nos abatimos. Caemos porqué en algún momento en nuestra mente, baila sin cesar el pensamiento de que no sabemos alcanzar la paz.  La confusión y la desesperanza nos sobrecogen, matando nuestra conciencia. Nuestra pasión. Nuestro espíritu.

Ratitos que dejamos de vivir, dejándonos llevar por la corriente que nos ahoga. Recorriendo momentos de angustia y dolor. Innecesarios. Y tan necesarios como el respirar.

Cuando eso sucede, debemos saber detenernos, escuchar, respirar y levantarnos. Debemos olernos y reconocer el reflejo que habita en nosotros. Valorar lo que somos y lo que tenemos. Y seguir andando, simplemente, aprendiendo de ello y otorgando a la humildad una caricia más.

La oscuridad se alimenta de la debilidad que tienes en los momentos de muerte.

Ofrécele tu luz y se transformará.

No dejes de respirar. No dejes de sonreír.

Muestra tu lado más auténtico.

Magnetiza tu ser.

Bàrbara Sarriera

luzzz

4 comentarios en “Magnetiza tu ser

  1. Respecto al concepto de felicidad, yo me inclino por la visión de los místicos: el aquí y ahora. S. Agustín en sus Confesiones nos habla de que no existe pasado, presente y futuro. Solo existe el presente:el presente del pasado, el presente del futuro y,por supuesto, el instante. Me siento muy identificada con los místicos en cuanto al concepto del tiempo. Muchas veces, postergamos nuestra felicidad para un momento futuro o, por el contrario, nos retrotaemos a un tiempo pasado donde hemos sido felices y el momento presente no lo vivimos, lo desperdiciamos. Nos pasamos la vida haciendo planes en relación al futuro que, desgraciadamente, no sabemos si vamos a llegar. Por todo lo dicho, defiendo el instante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Carmen Woolf… todo dicho. Me quedo tus palabras para recordarlas cuando las necesite. A veces nos olvidamos de vivir el presente. Se trata de un ejercicio constante, algo que debemos practicar, y a medida que lo hacemos, vamos aprendiendo y creciendo. Sacar los miedos, eliminarlos, también es tarea ajetreada y constante, y forma parte de vivir el instante.
      🙂 un abrazo, me ha gustado tu visita.

      Me gusta

      1. Muchas gracias por tu comentario. Este instante que yo defiendo, lo puedes encontrar en la literatura. Un buen ejemplo es leer a Virginia Woolf. Todo un lujo su manera de dilatar los momentos presentes. Y otro ejemplo maravilloso es Marcel Proust en el tomo dedicado a Albertine, que lleva por título, La fugitiva. Te lo recomiendo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s