Mi niña

Acércate, no tengas miedo. Lo que ves en mí es un reflejo de lo que llevas dentro…lo que te asusta, lo que no te gusta, lo que te agrada, lo que deseas. Para bien o para mal.

“Acomódate mi niña, siente en tu silencio. ¿Pero cuantas veces, asustada y perdida me viniste a llorar?” Esas palabras se marcaron a fuego en mi interior. “Mi niña”, me decía.

Todavía siento miedo cuando me quedo en silencio. La soledad me inunda de llantos y la angustia se mete entre mis sabanas, mientras duermo despertándome una vez más. El viento fuerte, me marea en esta habitación húmeda de dolor. Mis manos temblorosas buscan un alma, un ser cálido, que me llene, que me salve, que me entienda. Soledad. Déjame ir. Dame libertad. Quiero esconderme para que no me vuelvas a abrazar, dame unos minutos, días, años, dame tiempo para disfrazarme con los colores de la dulce, deseada y hermosa paz.

Blanco eterno, azul mar, verde olivo, naranja y rosado del cielo.

“Mi niña”, me decía la soledad. Como una madre, queriendo alentar a su hija. Frágil y delicada. Brava y salvaje. Inocente.

Hoy sigo visitándola. Algunas lunas. Soy yo la que quiero que se meta en mi cama y duerma abrazándome, fuerte, hasta que ya no pueda respirar.

Algunas lunas. Solo a veces.

“Mi niña.”

Bàrbara Sarriera

 wVlfnlTbRtK8eGvbnBZI_VolkanOlmez_005
(Imagen de Volkan Olmez)

9 comentarios en “Mi niña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s