Aire

El sostén roza la suave y ardiente piel de mis pechos, recoge su silueta, su volumen, cuando me apetece. Cuando me despierto y me levanto de la cama con corazón liviano, mis senos se mueven al compás de mis andares, de todo el ritmo que acompaña mi cuerpo, que hierve en mi sangre.

Bailan libres los marcados rizos de la melena que cubre mi espalda. No me la ates, no me aprisiones; solo si es para acercarme a ti con fuerza, con frenesí, con cariño, y expresar como haces el amor a la vida como si fuera la primera vez, la última de todas. Solo acaricia mis cabellos si va a ser con dulzura, con todo el sentimiento que desprendan tus dedos, y tu mirada y tus gestos.
Mi pelo lo peina el viento. Cabalgan mis ondas rebeldes y dibujan formas desordenadas, marrón chocolate que se convierte en todos los colores que puedan existir.

Mi sonrisa luce cuando apenas hay luz y mi risa inocente y estruendosa, sentida y dulce, espanta cualquier mal que desee acecharme en su oscuridad. Me acompaña a cualquier parte que van mis pies y mi corazón y toda la pasión que pueda caber en mí.

Acércate si va ser para abrazarme con tu bondad y sentir. Acércate solo si puedes dar sin esperar nada a cambio. Con un corazón fuerte y una mente en el centro. Con un alma dadora de vida. Muéstrame todo aquello que puedo aprender al andar a tu lado. Deja que me equivoque y que decaiga mi energía una y otra vez. Dame espacio. Deja que esa energía se renueve y se vuelva más fuerte.  Déjame sentir con mis propios latidos y ver con mi propia experiencia. Con mis ojos color café. Para que cuando mi postura vuelva a ponerse erguida, cuando mi espíritu pueda sujetar mi esqueleto una vez más, vuelva a bailar mi pelo desordenado al aire. Aire fresco.

Vibra la vida que me empuja, que me desata, que me guía en silencio. Me coge la mano. Me ofrece todo lo que soy.

Bàrbara Sarriera

20160801_143036

Imagen congelada por uno de mis compañeros de vida en un hermoso lugar. Una masía sujetada por añejas paredes llenas de historias, habitada por naturaleza verde y animales salvajes.

Uno de los espacios sagrados que me inspiran y que aparecen en mis más vívidos sueños.

 

 

2 comentarios en “Aire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s